¿Aún no te has decidido a viajar a Tailandia?

Hace ya unos años Tailandia se convirtio en mi base durante el viaje que me llevo a viajar solo por el sudeste asiatico durante todo un año. Algo tiene que tener ese país para que cada mes volviera allí para pasar unos días.

Si aún no has conocido el sudeste asiático Tailandia podría ser una buena opción para una primera toma de contacto con la zona y se te quiten algunos miedos a viajar por la zona.

Si bien es cierto que hay países mucho más auténticos, y países en donde el turismo no ha hecho lo mismos estragos que ha hecho en Tailandia, este país sigue siendo un país espectacular que te brinda un montón de opciones para recorrerlo y conocerlo.

He intentado seleccionar algunas, quizás serán las más comunes, pero son las que realmente hacen que viajar a Tailandia valga la pena.

¿Nos ponemos a ello?

11 razones por las que viajar a Tailandia

 

Islas y playas

Tailandia tiene playas e islas para todos los gustos. Para los que buscan tranquilidad, para los más fiesteros, los amantes de buceo y para los más románticos. Simplemente hay que saber elegir bien la isla, la temporada y disfrutar de sus costas, su playa y clima.

Destacaría 3 regiones en cuanto a islas y playas:

  • Mar de Andaman: en donde además de la zona de Phuket encontraras la famosa Ko Phi Phi, Ko Lanta o Ko Lipe, Railey, Ao Nang, sin olvidarnos las Similan
  • Golfo de Tailandia (Zona sur): seguro que has oído hablar de Ko Tao y sus escuelas de buceo, Ko Phangan y la full moon party, y la más grande de estas tres islas, Koh Samui
  • Golfo de Tailandia (Pattaya y alrededores): aquí te destacaré Ko Chang, Ko Kood, y Koh Samui

Si buscas fiesta Koh Phangan, Koh Phi Phi o incluso Koh Chang son algunas de las islas que se pueden adaptar perfectamente a tus intereses, pero si lo que buscas es más calma, islas como Koh Lipe, Koh Lanta, o Koh Kood se adaptarían más.

Sin lugar a dudas hay un amplio abanico para elegir.

Mercados

Tailandia es un destino también muy visitado por turistas de compras, ya que ofrece una infinidad de mercados en donde gastarte unos thai baht en ropa, zapatos suvenires, comida, recuerdos…, sin olvidar sus famosos mercados flotantes, sus mercados nocturnos o el famoso mercado de las flores, el Pak Khlong Talat.

En Bangkok, por ejemplo, podrías pasarte un día entero recorriendo las estrechos pasillos del marcado de  Chatuchack, el famoso mercado del fin de semana, o alucinar un poco con el contraste en el mercado nocturno de Pat Pong en donde mientras compras y regateas por tus compras las Gogos de los bares intentan atraerte para ver algún show.

A unas horas de Bangkok se encuentra un mercado muy peculiar que se posa sobre las vías del tren, el Maeklong Railway Market, y es un espectáculo ver como lo mueven todo cada vez que pasa el tren. Miles de turistas no quieren perderse la curiosidad.

Amphawa Floating market, no muy lejos de Bangkok,  es otro de los mercado peculiares, un mercado flotante, que te brinda Tailandia, pero no me quiero dejar en el tintero mercados como el Train Market de Rachada, o el Night Bazar o el Sunday Market en Chiang Mai.

Los mercados en Tailandia son variopintos y se han convertido en un auténtico atractivo del país.

Riqueza cultural e histórica

Todo ello debido a un legado cultural importante arraigado a siglos y siglos de historia reflejado en sus ruinas históricas en Sukhothai(su parque histórico es patrimonio de la humanidad) o Ayutthaya, la antigua e histórica capital del reino.

Tailandia es el único país de la zona que nunca ha sido colonizado y prueba de ello es que conserva toda una identidad propia.

Construcciones como el Gran Palacio en Bangkok, los templos (claros ejemplos son el Wat Po, Wat Arun o el templo de mármol) y el fascinante Wat Rong Khun(el templo blanco) son muestras de la riqueza del patrimonio cultural e histórico del país.

Comida

Tras 12 meses viajando por todo el sudeste asiático, no tengo ninguna duda en confirmar que gastronómicamente hablando Tailandia ofrece la mejor variedad de olores y sabores de todo el sudeste asiático, te guste o no te guste el picante, pues hay para todos los gustos.

La cocina tailandesa es muy variada. Tienen una gran cantidad de platos exquisitos, difíciles de comparar con platos típicos de otros países.

Arroces, fideos de todo tipo y color, sus curris o sus sopas son algunos de los manjares que te bridará Tailandia a través de sus ollas, cazuelas o de sus woks y entre mezcladas con carnes (mayormente cerdo y pollo), calamares, gambas, cangrejo y verduras.

Sería un error viajar a Tailandia y no comer un Pad Thai en la calle por 40 baht (1 euro), la famosa sopa Tom Yum Kung, o el famoso plato norteño, Khao Soi. Otros platos no tan famosos que deberías degustar son el Pad See Ew, Gai Pad Med Mamuang (Conocido como Chicken cashiew nuts o pollo con anacardos) o unas bolitas de cerdo especiado que personalmente me vuelven loco que se llaman La Moo Tod (asi se pronuncia al menos).

La comida tailandesa es espectacular.

 

Precio

Aunque Tailandia ya no es aquel destino de hace 15 años que estaba completamente tirado de precio, viajar a Tailandia sigue siendo la opción más económica del sudeste asiático.

Como he comentado anteriormente, es posible comer en la calle por 1 euro, o en un restaurante “decente” por entre dos y tres euros.

¿Suena bien no?

Además los alojamientos suelen tener los precios bastante bajos, aunque como siempre suben algo en temporada alta. Es posible tener algunos lujos inimaginables en Europa a precios asequibles.

Viajar a Tailandia con un presupuesto bajo es algo más que factible. Te voy a poner u ejemplo:

  • Noche en hostel de calidad media, unos 350baht (9 euros) ¡Y los hay más baratos!
  • Botella de agua de litro y medio, 14 baht (0.35 euros)
  • Pad thai, sopas o noodles en la calle 40/50 baht (1 euro), en mercado quizás 70 baht (casi 2 euros)
  • Bolsa de fruta pelada, 20 baht (0.50 euros)

Si sumas un poco los gastos y multiplicas por las comidas al día, puedes ver que sobrevives con 15 euros diarios, una buena cantidad para presupuestos ajustados. Luego suma templos, tours, excursiones, caprichos o transportes.

 

Fácil de recorrer.

Tailandia es uno de los países más fáciles de recorrer del sudeste asiático. Tiene una infraestructura turística súper preparada para que los visitantes se muevan cómodamente por el país. La movilidad y el transporte no suponen ningún problema al viajar a Tailandia.

Entre buses, ferris, trenes, barcos e incluso vuelos internos (que los encuentras a muy buen precio) puedes llegar a cualquier lado. No hace falta ser un viajero muy experimentado para moverte a través del país.

 

Es un país muy seguro

Sería millonario si me dieran un euro por cada vez que me preguntan si es seguro viajar a Tailandia.

Tailandia es muy seguro, tanto que incluso me atrevería a decir que es más seguro que cualquier capital Europea. Pero eso sí, siempre pongo el mismo ejemplo: si no te paseas por tu ciudad enseñando un fajo de billetes por una calle desierta y oscura, tampoco lo hagas en Tailandia.

Por norma general puedes ir tranquilo por todo y casi te diría que a todas horas, tomando las precauciones pertinentes, aunque quizás en Bangkok tengas que ir con mil ojos, y no por los robos, si no que por los timos. En contadas ocasiones, de una forma u otra, intentan sacarte unos euros con algún timo.

Compras

Tailandia se ha convertido en el destino número uno para el mercado chino para ir de compras, y si eso es así, es por algún motivo.

Ya me he mencionado anteriormente que en Tailandia encontrarás muchos mercados en donde además de fruta, verdura y puestos de comida encontrarás muchas más cosas relacionadas con ropa, suvenires, artesanía, tecnología o electrónica, todo a muy buen precio, aunque en algunos casos la calidad deja mucho que desear.

Como te he comentado antes, un claro ejemplo es el mercado de fin de semana en Chatuchack o el famoso MBK en Bangkok repletos de turistas buscando sus gangas y sus falsificaciones.

Pero no todo va de gangas y falsificaciones. Hay excelentes centros repletos de marcas famosas, como Central World o Siam Paragon, y otros de marcas locales a buen precio como Terminal 21.

Si eres de los que te gusta ir de compras durante tus viajes, en Tailandia, especialmente en Bangkok, te puedes volver majara.

 

Masajes

¡Que no todo son masajes “happy ending”!

Siempre que comento a algún amigo algo tipo “el otro día fui a hacerme un masaje” siempre me acaban preguntando medio en broma por el famoso happy end ¿Pero qué clase de amigos tengo? 😉 .

En Tailandia hacen unos masajes excelentes a precios muy económicos.

A partir de unos 4 euros puedes encontrar buenos masajes de pies y subiendo un poco más el presupuesto un Thai Massage (Masaje tipo tailandés) y por un poco más un Oil Massage, masaje con aceites, llegando a pagar un mínimo de unos 400 baht para este último.  Ten en cuenta que muchas veces la calidad va ligada al precio, pero lo barato no tiene porque ser malo.

Tailandia es muy seguro, tanto que incluso me atrevería a decir que es más seguro que cualquier capital Europea

Los parques naturales

Por supuesto que viajar a Tailandia es mucho más que playas, sol, ciudades  y compras. Tailandia goza de parques naturales espectaculares como Khao Sok, Khao Yai o Doi Ithanon.

Se hace muy sencillo disfrutar de una excursión a alguno de estos lugares, pues infinidad de agencias ofrecen tures económicos en los cuales te incluyen la entrada.

Los parques naturales también están adaptados para que si deseas pasar la noche en ellos puedas hacerlo en pequeñas cabañas o bungalows.

Visitar un parque natural es una forma perfecta de desconectar de la ciudad y de la masificación turística y ruidosa de algunas playas y entrar en pleno contacto con la naturaleza, ríos y cataratas.

La fiesta

A los tailandeses les gusta la fiesta, pero son conscientes de que al turista más, y de que muchos de estos quieren dejarse el dinero en alcohol y mujeres, por lo que las zonas están muy bien organizadas.

En Bangkok Khaosan Road, es el barrio mochilero por excelencia en donde al bajar el sol, se llena de gente en todos los bares para que empiece la juerga. Lo mismo pasa en Phuket, en la zona de Patong, o la Walking Street de Pattaya.

Hay islas como Phi Phi y Ko Chang en donde la fiesta que te puedes encontrar es considerable.

Para los más picantones, Tailandia goza de varias zonas para este tipo de ocio, como el famoso Soi Cowboy y Nana Plaza, en donde alguna stripper no dudara en guiñarte el ojo pero atraerte y/o ofrecerte alguno de sus servicios.

Para los locales y expatriados que vivimos aquí tenemos también nuestras zonas, que son, por decir algo, zonas no tan infestadas de turistas en donde se mezclan los locales y los expatriados en varios Soi a lo largo de Sukhumvit, como el famoso Soi 11.

Te puede asegurar que si buscas fiesta Tailandia tiene mucha para darte.

 

 

Y ahora te toca a ti. ¿Cuales son las razonas por las que irías o por que razón no lo haces?

¡No dudes es comentar!