¿Es buena opción  alojarse en un hostel?

Sé que no es el alojamiento favorito de muchas personas, pero cuando ves el lado positivo de alojarse en hostels, te das cuenta que son una muy buena opción.

En mi caso, cuando he viajado, siempre opto por un hostel. Y las razones de mi elección son variadas.

Una de ellas, sin lugar a duda, es el precio. Cuando fui a Nueva York para año nuevo, y tuve que buscar dónde alojarme, encontré que las opciones son variadas. Primero hay que considerar si uno se quedará en Brooklyn o Manhattan, ya que el precio varía mucho; más todavía en año nuevo, y los precios andaban por las nubes.

Cuando ves el lado positivo de alojarse en hostels, te das cuenta que son una muy buena opción

No obstante, encontré un hostel en Manhattan, lo cual es muy favorable ya que uno toma el metro y a los pocos minutos estás en Time Square. En aquel entonces estaban todas las habitaciones completas; el desayuno con diferentes opciones y delicioso; y, lo mejor, el precio muy económico.

Tuve una experiencia parecida cuando fui a Rio de Janeiro para los Juegos Olímpicos. Los alojamientos, en su mayoría, estaban todos agotados; y los precios eran cada vez más elevados. En esa búsqueda encontré Casa del Mar Hostel, ubicado a pocas cuadras de la avenida principal y de la playa Copacabana. Me iba caminando hasta su playa principal, y en la noche estaba lleno de bares y restaurantes para disfrutar. El hostel estaba super bien ubicado y de nuevo un precio muy asequible.

¿Cuál ha sido mi mejor experiencia alojándome en hostels?

Por lejos, mi mejor experiencia, hasta el momento, ha sido CLH Suítes Foz do Iguaçu en Foz de Iguazú (por el lado brasileño). ¡Que hermoso lugar! No podía creer lo barato que me había salido, para un lugar tan bello. ¡Si parece un hotel!. Y el desayuno una maravilla. ¡Delicioso y abundante!

Quiero aclarar que en todos los lugares mencionados, me he quedado en habitación compartida. Incluso, siempre que me he quedado en un hostel ha sido en pieza compartida. ¿Y saben qué? La experiencia ha sido bastante buena.

Tiene sus ventajas quedarse en habitación compartida, sobre todo si estás viajando sola. También los espacios comunes, que son propio de los hostels, son la oportunidad perfecta para conversar con otros viajeros, conocer a nuevas personas, y encontrar a otros que viajan solo como tú.

Si no existiera este tipo de lugares, creo que sería más complicado encontrar instancias para interactuar con otros viajeros. Es muy común, por ejemplo, encontrar en el desayuno a otro viajero y comenzar una conversación, la cual deriva en la pregunta: ¿qué vas a hacer hoy? En esos momentos puedes decidir si irás a recorrer sola o acompañada.

Siempre que me he quedado en un hostel ha sido en pieza compartida. ¿Y saben qué? La experiencia ha sido bastante buena.

No me gusta gastar dinero en un lugar al que solo voy a llegar a dormir y descansar. Prefiero gastar mi dinero en otro tipo de cosas, pero no en el alojamiento. Al final, cuando uno está de viaje, lo que más hace es estar afuera todo el día conociendo, y llegas al alojamiento solo a dormir. Entonces ¿no te parece desproporcionado pagar por un lugar caro cuando estás todo el día recorriendo?

Lo anterior no ocurre con un hostel. Como te he contado en mis ejemplos, puedes encontrar uno bien bonito, cómodo, muy bien ubicado, con desayuno incluido, a un precio económico. Solo hay que saber buscar.

En mi caso, no suelo reservar el más barato que encuentro. Lo que hago es revisar con detalle el hostel, y si tiene página web también la reviso, ya que muchas veces tienen información adicional.

¿Cómo encontrar buenos hostels?

Es importante ver las opiniones de las otras personas o usar una web de confianza. Esto es clave para tener una referencia sobre la atención que brindan, así como otros elementos que pueden ser importantes para uno. Por ejemplo, si leo opiniones que dicen: “el desayuno tenía pocas cosas”, para mí no es tan importante; pero, en cambio, si leo: “la ubicación es muy lejos del centro”, aquello es muy importante. Son factores que considero cuando organizo un viaje.

Puedes encontrar un hostel bien bonito, cómodo, muy bien ubicado, con desayuno incluido, a un precio económico

Como ves, en mi experiencia, alojarse en hostel no es tan malo como puedes haber leído. Para mí, es lo que siempre busco cuando voy de viaje. Y si bien tienen la opción de pieza privada, ésta es más cara que una compartida. Incluso existe un número limitado de personas en una misma habitación, el cual pueden ser de 4, 6, 10 o incluso 12 personas. Y en mi caso, lo que hago es reservar donde hayan las menos personas posibles.

Si nunca has alojado en un hostel, te invito a que vivas la experiencia, y te saques todos los prejuicios que puedas tener con este tipo de alojamiento. Te darás cuenta que, al final, tiene muchas más ventajas que desventajas. Y eso es lo que he querido compartir en este artículo. Ahora solo queda que tú tengas tu propia experiencia para que, luego, la compartas con todos nosotros.