Dormir en hostels se ha puesto de moda, no nos engañemos. Muchísima gente antes tenía pudor a dormir en una habitación con veinte individuos más y en compartir aseo y ducha. Pero poco a poco esto ha ido cambiando. La gente joven (y no tan joven) viaja más y para ello intenta ahorrar más, tanto durante como después del viaje. Si a esto le añadimos que los hostels ha mejorado mucho su servicio para que el viajero de bajo coste se sienta igual de bien o mejor a pesar de compartir habitación, hacen que los hostels sean una opción muy atractiva para los viajeros.

Hay muchas razones elegir  un hostel para pernoctar y si aún no sabes cuales, espero que este post te ayude, o al menos te pique la curiosidad de dormir en ellos.

Aquí van mis 7 razones:

 

Alojamiento económico

El precio es una de las grandes ventajas de dormir en hostels. Al compartir habitación, baños y duchas con otros viajeros los precios se reducen y encuentras hostels con precios al alcance de todos los bolsillos. Yo mismo he estado en hostels en los que he pagado 3 euros la noche y en otros en donde he pagado más de 15 euros la noche. Si te encuentras en alguna capital europea puedes llegar a pagar más de 20 euros por una cama en un hostel pero aun así tiene sus ventajas.
Los precios pueden variar mucho dependiendo de varios factores tales como el destino, la zona, estado de las instalaciones y mobiliario, el estilo, el espacio común que puedas encontrar en ellos en donde trabajar o socializar, el número de camas que tiene cada habitación, o incluso los extras que puedas encontrar en las habitaciones (Mesa plegable para portátil, mini ventilador personal, grandes espacios privados para tus cosas…) o en zonas comunes (Jardín, Televisor, piscina, ordenadores, juegos, libros, bebidas …).
Aunque el precio es uno de los factores a tener en cuenta y puede mayor precio puede significar mejores instalaciones, ten en cuenta que me he alojado en buenos hostels baratos por 5 euros la noche y en otros en donde he pagado más de 10 y me he encontrado con situaciones desagradables. Recuerda que un hostel de calidad no tiene por que ser más caro.

 

Buena conexión a internet

Si, no te preocupes. Prácticamente todos los hostels tienen internet incluido en su precio hoy en día. Sera difícil que encuentres un hostel que no te ofrezca el servicio de forma gratuita, y además te sorprenderá que en muchos de ellos la velocidad es más rápida que en hoteles de 4 estrellas.
Hay que partir de la base que la mayoría de viajeros que reserva en hostels son viajeros independientes que planean lo justo sus viajes y van improvisando sobre la marcha buscando información en internet, y otros son nómadas digitales que trabajan mientras viajan y necesitan de una buena conexión. Algunos propietarios que he conocido son conscientes de la necesidad de buscar información o de la buena conexión para trabajar que necesitan sus huéspedes y por ello se aseguran de tener una buena conexión que sea capaz de soportar las necesidades de todos sus huéspedes.

 

Personal

Por norma general, aunque no siempre es así, el personal del hostel suelen ser jóvenes locales bien informados que conoce los quehaceres de la zona y pueden ser un punto de referencia para dudas que tengas o para sugerencias.
Son empleados que no suelen dudar a la hora de ofrecerte información de cómo llegar a algún sitio, que visitar, o dónde ir a comer o beber.

 

Conocer a otros viajeros

Para mí esto es lo mejor. He conocido infinidad de viajeros en mis viajes y son como mi guía de viajes privada. Y digo guía de viajes por toda la información que puedes llegar a conseguir hablando con ellos, información de primera mano y puede que más reciente que cualquier otra guía de viajes.
Aunque no todo acaba en charlas sobre viajes. A veces puedes encontrar compañía para una cena o unas copas, y muchas otras veces llegas a hacer compañeros de viaje con los que puede que pases unos días juntos, quizás semanas o meses, e incluso se de casos que han encontrado el amor (conozco a más de dos y de tres a quienes les ha pasado).

 

Por norma general, no siempre es así, el personal del hostel suelen ser jóvenes locales bien informados que conoce los quehaceres de la zona y pueden ser un punto de referencia para dudas que tengas o para sugerencias.

 

Fomentan el espíritu comunal

Como complemento al punto anterior hay hostels que fomentan las actividades en grupo tanto a través de una barbacoa en el jardín, paseos por algunas zonas de la ciudad en grupo o partidas de trivial, cartas u otros juegos dentro del mismo hostel.
Como experiencia personal, recuerdo un hostel en Bagan (Myanmar) en el que cada mañana reunía a viajeros para ir en motocicleta eléctrica a un templo de los cientos de templos de Bagan para ver la salida del sol. Otro caso el del hostel The Cube,en Silom(Bangkok), hostel que se convirtió en mi segunda casa durante mis viajes por Asia, en donde disfrute de increíbles noches de barbacoa en el jardín junto a otros viajeros que se hospedaban allí.

 

Buena ubicación

En muchos casos y tras una buena elección puedes encontrar un hostel totalmente increíble, que incluya todos los puntos que he escrito anteriormente pero que además tenga una localización perfecta. Un hostel bien ubicado es un hostel que se encuentra en alguna zona de interés turístico y cultural, cerca de una parada de transporte público o cerca de alguna zona de ocio con bares o restaurantes.
La localización es algo muy a tener en cuenta pues puede ahorrarnos el movernos largas distancias y con ello perder nuestro valioso tiempo de viaje.

 

Hostels acojedores

Un hostel es más acogedor que un hotel por las razones expuestas anteriormente. En un hostel puedes llegar a sentirte como en casa, acompañado de amigos, cenando, charlando, tomando unas copas, viendo la televisión en el sofá o estirando en el suelo sobre un puf o sobre un cojín. Con esto no estoy diciendo que no goces de confort en un hotel, esto sería una tontería decirlo y perdería toda mi credibilidad, pero sí que es verdad que el ambiente no es tan cálido, amigable, social como el ambiente en un buen hostel.
Estamos en lo mismo de siempre, no todos los hostels son así, hay excepciones y por desgracia muchas, pero en este proyecto, Hostelmaniacs, si que trato de que los hostels que certificamos y te mostramos cumplan el máximo número de estas razones por las que te estoy invitando a alojarte en un buen hostel.

 

En fin viajero si ya has estado en un buen hostel supongo que ya sabrás a lo que me refiero en este post. Seguro que alguna mala experiencia has tenido, yo también, pero en la mayoría de los casos he encontrado una nueva casa en un hostel. Y si por el contrario aún no has estado nunca en un hostel y te pica la curiosidad, te animo que vayas a por tu primera experiencia en un hostel, te alojes en él, los disfrutes y socialices. Seguro que sera una experiencia enriquecedora.